Estado democrático

Sufragio activo y pasivo

El artículo 23 CE proclama la doble vertiente del derecho fundamental de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos. Estas dos manifestaciones se conocen como sufragio activo (es decir, la participación directa o por medio de representantes) o pasivo (el acceso a los cargos públicos, entre los que se encuentra la posibilidad de ser representante en un partido político):

Artículo 23. 1. Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal. 2. Asimismo, tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes.

Respecto al primer apartado del art. 23 CE, referente al sufragio activo, el Tribunal Constitucional ha establecido que el derecho a participar en los asuntos públicos por medio de representantes se circunscribe a la representación política, en exclusión de representaciones de otros órdenes de interés público:

“El art. 23.1 C.E. garantiza un derecho de participación que puede ejercerse de dos formas distintas, bien directamente, bien por medio de representantes. En relación con esta última posibilidad, la Constitución concreta que se trata de representantes elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal, lo que apunta, sin ningún género de dudas, a la representación política, con exclusión de otras posibles representaciones de carácter corporativo, profesional, etc.” (STC 119/1995 de 17 de Julio, FJ 2).

Además, la jurisprudencia entiende que ambos apartados del artículo 23 CE deben entenderse como pertenecientes a un solo derecho, aunque sus manifestaciones y efectos sean distintos:

“Estos dos últimos derechos se presuponen mutuamente, existiendo entre ellos tan íntima relación que no es excesivo considerarlos modalidades o vertientes del mismo principio de representación política, pero ello no quiere decir que se manifiesten tan absolutamente fusionados que no sea posible conceptuarlos, dentro de la intensa interdependencia que los caracteriza, como derechos susceptibles de tratamiento autónomo en el que puedan aislarse lesiones que afecten, a los efectos del recurso de amparo, tan sólo a uno de ellos, pues así lo permite el reconocimiento diferenciado que de los mismos hace el art. 23 de la Constitución, garante en su núm. 1 del derecho de participar en los asuntos públicos, aparte de poder hacerlo directamente en los supuestos que proceda, mediante representantes libremente elegidos -derecho electoral activo- y en su núm. 2 del derecho a acceder a cargos públicos como tales representantes – derecho electoral pasivo” (STC 71/1989, de 20 de Abril, FJ 3).

Por lo tanto, se trata de dos manifestaciones del derecho fundamental a participar en los asuntos públicos como condición de un Estado democrático.

Para más información sobre este derecho fundamental, el estudiante puede consultar el curso monográfico sobre el artículo 23 de la Constitución (sección Derechos Fundamentales).

Artículos académicos para saber más

Las garantías del derecho de participación política a través del sufragio activo

La delimitación del derecho de sufragio activo por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Buscador de artículos

Lectura recomendada de la lección