La institución parlamentaria en el Estado democrático: las Cortes Generales como institución básica del sistema representativo

Las Cortes Generales

El Parlamento en España recibe el nombre de Cortes Generales, con el que se apela conjuntamente al Congreso de los Diputados y al Senado. 


Art.66 CE: “Las Cortes Generales representan al pueblo español y están formadas por el Congreso de los Diputados y el Senado. Las Cortes Generales ejercen la potestad legislativa del Estado, aprueban sus Presupuestos, controlan la acción del Gobierno y tienen las demás competencias que les atribuya la Constitución”.

Se pueden señalar dos elementos centrales que permiten explicar la posición constitucional de las Cortes Generales:

  • Su carácter de órgano constitucional. 
  • Su carácter de órgano representativo del pueblo español. 

Las Cortes Generales son un órgano constitucional y, por tanto, un poder constituido sujeto a la Constitución. Es la propia Constitución española la que otorga unas funciones específicas a las Cortes Generales y la que establece las relaciones entre estas y el resto de órganos constitucionales, y en especial los vínculos que mantiene con el Gobierno.

El elemento que caracteriza y singulariza la posición constitucional de las Cortes Generales es su conexión directa con el pueblo español, que es el titular de la soberanía (Art.1.2 CE). Las Cortes Generales son el único órgano constitucional general con una legitimación democrática directa derivada de la celebración de elecciones en las que los ciudadanos escogen a sus componentes: Diputados y Senadores. 

El tipo de representación a la que alude es la representación política. El sujeto representado es el pueblo español entendido como sujeto abstracto, es decir, como uno de los elementos esenciales para la definición del Estado. El sujeto representante es un órgano constitucional, las Cortes Generales, que actúa y toma decisiones en nombre del pueblo. El objeto de representación es general y no se circunscribe a un asunto o asuntos concretos. 

El marco de referencia de la representación es el Estado, una organización política que persigue unas finalidades indeterminadas y genéricas. De esta forma, que las Cortes Generales sean un órgano representativo significa que representan la voluntad del conjunto del pueblo español. 

La representación política es el punto de conexión entre las ideas de Estado y pueblo. En el plano teórico, hay que ligar la idea de representación con las ideas de soberanía y de democracia. La representación opera tras la celebración de unas elecciones mediante sufragio universal, libre, igual, directo y secreto· (Arts.68.1 y 69.2 CE), de tal modo que las Cortes Generales son la materialización institucional de la democracia española. 

Artículos académicos para saber más

Buscador de artículos