Reforma de la Constitución

La iniciativa de reforma

El constituyente de 1978 estableció dos procedimientos de reforma constitucional en función de los contenidos objeto de revisión. En ambos casos, el artículo 166 CE limita la iniciativa de reforma (el poder constituyente-constituido comentado en la primera lección de este curso) al Gobierno, Congreso de los Diputados, Senado y Asambleas Legislativas de las CCAA.

Queda excluido de la iniciativa de reforma el cuerpo electoral, aunque este sí puede participar facultativa o preceptivamente en los procedimientos de reforma una vez iniciados.

En el caso de la iniciativa llevada a cabo por alguna de las dos Cámaras, el Reglamento de cada una de ellas establece un mínimo de grupos o miembros para ponerla en marcha.

En el primer caso de la Cámara Baja, así lo establece el artículo 146 del Reglamento del Congreso:

Artículo 146 1. Los proyectos y proposiciones de reforma constitucional a que se refieren los artículos 166 y 167 de la Constitución se tramitarán conforme a las normas establecidas en este Reglamento para los proyectos y proposiciones de ley, si bien éstas deberán ir suscritas por dos Grupos Parlamentarios o por una quinta parte de los Diputados.

En el caso de la Cámara Alta, el Reglamento del Senado indica en su artículo 152 lo siguiente:

Artículo 152. Cincuenta Senadores que no pertenezcan a un mismo Grupo parlamentario podrán presentar proposiciones articuladas de reforma constitucional.

Artículos académicos para saber más

La tramitación de la reforma constitucional mediante procedimientos legislativos abreviados: un problema de límites procedimentales

Algunas consideraciones sobre la reforma constitucional: garantía de permanencia o ruptura de consenso

Buscador de artículos

Lectura recomendada de la lección