La institución parlamentaria en el Estado democrático: las Cortes Generales como institución básica del sistema representativo

El mandato representativo de los diputados y senadores

Las Cortes Generales están compuestas por ciudadanos que después de las elecciones han obtenido el acta de diputado o el acta de senador. Las Cortes Generales, en tanto que órgano constitucional, representan al pueblo español. En cambio, los diputados y senadores individualmente no representan al pueblo español puesto que un diputado representa al conjunto de la nación o a un grupo específico. Las elecciones generan un mandato representativo de los diputados y senadores efectivamente elegidos respecto de los ciudadanos –cives-.

El mandato representativo de los diputados y senadores no es un mandato revocable antes de la finalización del período de mandato de los representantes, sino renovable (o no) de forma periódica por los representados. Además, los diputados o senadores, como representantes del pueblo, no pueden recibir instrucciones. 

Art.67.2 CE: “Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo”.

         Cabe mencionar que la prohibición de mandato imperativo se predica en exclusiva en relación con los electores, puesto que la democracia de partidos imperante en España hace que los diputados y senadores de un mismo partido suelan votar en bloque siguiendo las instrucciones y la disciplina del grupo parlamentario respectivo, que puede incluso prever sanciones para los discrepantes.

Artículos académicos para saber más

Buscador de artículos