Teoría de la Constitución

Poder constituyente y poder constituido

Desde la Revolución Francesa la teoría ha establecido la distinción entre el poder constituyente y los poderes constituidos. El primer concepto está relacionado con la idea de soberanía, mientras que el segundo hace referencia a la legitimidad de los poderes públicos una vez se han limitado constitucionalmente sus competencias.

La característica fundamental del poder constituyente consiste en manifestarse como un poder prejurídico, y, como tal, no sujeto a límites o normas. En este sentido, el concepto también se identifica con el momento fundacional de la comunidad política, sin más restricciones que las que impongan ciertos elementos extrajurídicos (naturaleza, geopolítica, condicionantes históricos y sociológicos, etc.).

Por lo tanto, cuando hablamos de poder constituyente estamos refiriéndonos al ejercicio de la soberanía que establece las futuras normas constitucionales, pero que no se ve limitado por ninguna de ellas. Se entiende que la legitimidad democrática de la constitución dependerá de las condiciones históricas en las que se ha manifestado este poder, razón por la cual las Cartas Otorgadas o constituciones impuestas, al tener como origen una concesión regia o un poder heterónomo, no suelen ser clasificadas como genuinas constituciones desde los parámetros del Estado social y democrático de Derecho.

Por otro lado, el poder constituido se identifica con los poderes públicos sujetos al derecho constitucional. A diferencia del anterior, este es un poder jurídico y con límites. De este modo, las instituciones del Estado son poderes constituidos: actúan conforme a derecho y, en caso de extralimitarse, sus actos deben reputarse nulos.

Junto a estos dos, existe un tercer poder mixto: el poder constituyente-constituido. En este caso, se trata del poder que, perteneciendo a un momento temporal posterior a la promulgación de una constitución, ejerce la potestad de reforma de la misma. En el caso de la Constitución de 1978, este poder se identifica con las mayorías parlamentarias y el cuerpo electoral que intervienen en el proceso de reforma constitucional, estudiado en la tercera sección de este curso.

Para que este último poder pueda manifestarse de forma plena, debe haber una ausencia de cláusulas intangibles en la Constitución. Esto será objeto de estudio en la siguiente lección.

Artículos académicos para saber más

Límites internacionales al poder constituyente

 

Notas sobre la teoría del poder constituyente y la experiencia española

Buscador de artículos

Lectura recomendada de la lección